a {text-decoration: none; } En la punta de la lengua: La eñe de ñoño o el origen del ALT164

11 feb. 2015

La eñe de ñoño o el origen del ALT164



Muchas cosas hacen de nuestra lengua un idioma de renombre mundial. Los géneros de los sustantivos, las tildes que en realidad pocos saben dónde poner, el sonido imposible de las 'dobles erres' para los extranjeros ; en fin, un montón de nimedades que pasan desapercibidas en el día a día, excepto para uno que otro curiocioso. Hasta ahora sé que han vivido bien sin saber de dónde proviene esa curiosa y menospreciada letra, la cual los teclados gringos nos obligan a sustituir por la aburrida 'n' dando por resultado 'ano' cuando queremos decir 'año' y 'cono' cuando queremos decir... pues ya ustedes saben. Dado que no he escrito nada para el blog en un buen rato, creo que este es un tema corto e interesante que tal vez en algún momento les llegue a servir de algo, aunque sea para datos inservibles sobre temas irrelevantes.

Vamos directo al grano. Antes de que existiera la imprenta, los escrivanos y demás séquitos de individuos letrados, se daban a la tarea de copiar libros a mano... uno por uno...todo el día...todos los días...era aburridísmo. Un buen día, un monje con ganas de mojar su pluma con tinta de otros lares, decidió economizar letras y ahorrar esfuerzo en las tareas de copiado. Entonces, se le ocurrió que sería buena idea que el montón de palabras con 'doble n' como existen todavía en italiano (e.g. anno, donna, ) se pusieran una sobre la otra (año, doña) dando como resultado que con el tiempo, ese macarrón amorfo suscrito encima de la ´n' se convirtiera en sello de nuestra lengua. Cabe mencionar que ese sonido nasal palatal sordo, no es único del español. El sonido se encuentra en el sistema fonológico de muchas lenguas que utilizan grafías diferentes para desiganrlo:

                        Francés- gn     Italiano-gn    Portugués-nh    Griego-VI  Catalán-ny

No hay comentarios :

Publicar un comentario