a {text-decoration: none; } En la punta de la lengua: Modificaciones al diccionario

12 jul. 2014

Modificaciones al diccionario




Dentro de las características más marcadas de cualquier sistema de humano de comunicación, tenemos al diacronismo como una de las más importantes. Sabemos que el lenguaje cambia dependiendo de factores sociales, históricos y temporales, y así  cómo un castellano de hace mil años tendría serias dificultades para entender estas líneas, de igual forma nosotros; si tuviéramos la oportunidad de viajar al futuro unos ocho o nueve siglos, nos daríamos cuenta que ese español ya no es el nuestro.

En materia lingüística esos cambios son lentos y se van llevando muy gradualmente. Hasta ahora, la última modificación prescriptiva, es decir autorizada y registrada por una autoridad que en nuestro caso es la Real Academia Española, sucedió en 2010  con una serie de 8 cambios ortográficos que vale la pena conocer independientemente de que los tomemos en cuenta o no, ya que además de que somos los usuarios los que tenemos la última palabra, estos cambios normalmente toman tiempo antes de llegar a ser asimilados por todos.



                   1. Exclusión de los dígrafos ch y ll del abecedario

       2. Propuesta de un solo nombre para cada una de las letras del abecedario

              Todo se mantiene igual con excepción de que la /v/ sea "uve" y no "b chica" la /w/ "uve doble" y no "doble u" y la /y/ "ye" y no "i griega".

                   3. Sustitución, por grafías propias del español, de la q etimológica con valor fónico        independiente en aquellos extranjerismos y latinismos plenamente adaptados al español.



                        Traducción: Kilo por Kílo Karaoke por Karaóke  Koala por Koála,  etc.



                  4. Eliminación de la tilde en palabras con diptongos o triptongos ortográficos: guion,   truhan, fie, liais, acuario, incluir, huir etc.
  

                 5. Eliminación de la tilde diacrítica en el adverbio "solo" y los pronombres demostrativos incluso en casos de posible ambigüedad. 



                   Entonces "sólo" ahora va a ser solo aunque estés solo, solo porque tienes ganas. Capisci? 
                   Los normalmente sobre explotados pronombres demostrativos éste, ésta, éstos. éstas, perderán el acento.

                 6. Supresión de la tilde diacrítica en la conjunción disyuntiva o escrita entre cifras.
       
           Conozco a muchos que les encanta ponerle acento a la "o" aunque no estén comparando dos cifras. Lamentablemente según la RAE, esto es ahora considerado como una falta ortográfica. 

                7. Normas sobre la escritura de los prefijos (incluido ex-, que ahora recibe el mismo tratamiento ortográfico que los demás prefijos: exmarido, ex primer ministro):
              
  1. a)  Se escriben siempre soldados a la base a la que afectan cuando esta es univerbal, es decir, cuando está constituida por una sola palabra: antiadherente, antirrobo, antitabaco, cuasiautomático, cuasidelito, exalcohólico, exjefe, exministro, exnovio, expresidente, posmoderno, posventa, precontrato, prepago, proamnistía, probritánico, provida, superaburrido, superbién, supermodelo, vicealcalde, vicesecretario, etc. En este caso, no se consideran correctas las grafías en las que el prefijo aparece unido con guion a la palabra base ( anti-mafia, anti-cancerígeno) o separado de ella por un espacio en blanco ( antimafia, 
    anti cancerígeno). Si se forma una palabra anteponiendo a la base varios prefijos, estos deben escribirse igualmente soldados, sin guion intermedio: antiposmodernista, requetesuperguapo
  2. b)  Se unen con guion a la palabra base cuando esta comienza por mayúscula, de ahí que se emplee este signo de enlace cuando el prefijo se antepone a una sigla o a un nombre propio univerbal: anti-ALCA, mini-USB, pos- Gorbachov, pro-Obama. El guion sirve en estos casos para evitar la anomalía que supone, en nuestro sistema ortográfico, que aparezca una minúscula seguida de una mayúscula en posición interior de palabra. También es necesario emplear el guion cuando la base es un número, con el fin de separar la secuencia de letras de la de cifras: sub-21, super-8.
  3. c)  Se escriben necesariamente separados de la base a la que afectan cuando esta es pluriverbal, es decir, cuando está constituida por varias palabras. Hay determinados prefijos, como ex-, anti- o pro-, que son especialmente proclives, por su significado, a unirse a bases de este tipo, ya se trate de locuciones o de grupos sintácticos, característica por la cual la gramática ha acuñado para ellos la denominación de prefijos separables: ex relaciones públicas, anti pena de muerte, pro derechos humanos. Esta misma circunstancia puede darse también con otros prefijos: pre Segunda Guerra Mundial, super en forma, vice primer ministro

               8. Equiparación en el tratamiento ortográfico de extranjerismos y latinismos, incluidas las locuciones



    En resumen, los lingüistas españoles demostrando su dificultad para pronunciar en otras lenguas.


    Me encanta el ballet clásico / Me encanta el balé clásico.

    Juego al paddle todos los domingos / Juego al pádel todos los domingos
    La reunión se suspendió por falta de quorum / La reunión se suspendió por falta de quórum.



    Los extranjerismos escritos en cursiva:


    La historia tuvo un happy end de película.

    Su bien ganada fama de femme fatale le abría todas las puertas.
    La tensión fue in crescendo hasta que, finalmente, estalló el conflicto.



    Y Las locuciones latinas también:



    Así fue, grosso modo, como acabó aquel asunto.
    Se casó in articulo mortis con su novia de toda la vida.
    Renunció motu proprio a todos sus privilegios.
    Decidieron aplazar sine die las negociaciones.
    El examen post mortem reveló indicios de envenenamiento.
    Las grandes potencias eran partidarias de mantener el status quo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario